lunes, 2 de mayo de 2011

CÓMO ENCONTRAR LA PERSONA IDEAL

Hoy la sociedad presupone algunos conceptos que contribuyen de forma negativa en las decisiones de la juventud. Cristianos que adoptan para su vida un modelo de vida secular terminan frustrándose con sus elecciones, pues la precipitación trae consigo sus consecuencias.

Existen muchas personas, inclusive bien jóvenes, que ya no creen en encontrar su pareja ideal. Cristianos que se cansaron de esperar. Estipularon un tiempo para que Dios los bendijese, pero, como no pasó nada, al pasar ese plazo abandonaron el objetivo y se perdieron en el medio del camino.

Las frustraciones son inevitables. El ser humano no nace para vivir solo, eso es un hecho. La soledad enferma y mata a millares de personas en los cuatro puntos cardinales de la Tierra. Entonces, en síntesis, ¿porqué una persona desiste de luchar por su felicidad sentimental?

La historia es casi siempre la misma: traumas, relaciones del pasado mal resueltas, falta de preparación para empezar una relación y cosas por el estilo.

Lo que muchos cristianos no entienden es que Dios trabaja en los sentimientos del hombre y de la mujer primero para después sí, unirlos. Algunas personas, o no entienden ese proceso o no aceptan someterse al mismo. Todo eso tiene que ver con la ansiedad de los últimos tiempos, causada por la libertad sexual de esta época.

Los cristianos que no tienen una vida en comunión con Dios, difícilmente se dejarán moldear en este proceso de “lapidación” de Dios. Pero, quien creó al hombre fue Dios, nadie mejor que Él para saber lo que precisa ser hecho en el sentido de restaurar los sentimientos más profundos del ser humano.

Lo que más se encuentra hoy dentro de las iglesias son hombres y mujeres de Dios involucrados en relaciones totalmente ajenas a los propósitos de Dios. Infelizmente, muchos suben al altar con la esperanza de la felicidad tan esperada, pero, después de la luna de miel, comienzan las decepciones, sin contar con los que experimentan desilusiones ya en la noche de bodas.

¡Por eso Dios quiere actuar antes! Él sabe cuándo no hay madurez espiritual para que ambos se unan, pero ellos no pueden esperar…

Aprender a lidiar con la ansiedad sentimental y sexual en los días de hoy puede parecer bastante difícil, ¡pero no lo es!

Cuando un hombre y una mujer deciden esperar en Dios “actuando”( y eso incluye: orar, ayunar, clamar, hacer propósitos, esforzarse para tener una vida recta delante de Dios, reconocer los errores y fallas de carácter delante de Dios y asumir una posición de reparación delante de Dios), la victoria sale del plano de la esperanza y se transforma en un HECHO. Eso es porque Dios es fiel y vela por Su Palabra.

Es preciso estar atento a las distracciones que el diablo pone en el camino del cristiano. El objetivo del mal siempre será llevar al hombre a poner al sexo en un nivel más alto que el verdadero amor. Dios quiere fortalecer hoy lo que hasta ahora ha sido debilidad. En ese proceso de restauración de carácter en la vida sentimental, es necesario dejar trabajar a Dios con libertad sobre los impulsos naturales de cada uno.

Sólo el Señor es capaz de sondear a una persona tan profundamente al punto de ajustar sus sentimientos a la medida exacta para que sea dichosa en el amor. Desistir de ser feliz en la vida sentimental es lo mismo que afirmar que Dios es una mentira.

En vez de cansarse de esperar, dé libertad a Jesús para trabajar en su corazón. Recuerde que solamente Él sabe qué es lo que va a hacerlo feliz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada